Gabriela Michetti, ejemplo de vida: Su discapacidad no le impidió seguir siendo madre, trabajar y construir una carrera política en el PRO, junto a Mauricio Macri.

Home / Gabriela Michetti, ejemplo de vida: Su discapacidad no le impidió seguir siendo madre, trabajar y construir una carrera política en el PRO, junto a Mauricio Macri.

No obstante, existirá un obstaculo para ella en el Congreso: Argentina, un pais cuyo gobierno no predica con el ejemplo: En el Palacio Legislativo no hay rampas, no hay ascensores para silla de ruedas. Los baños privados son demasiado pequeños. A los baños cercanos al hemiciclo sólo se llega por escaleras. No hay bancas especiales y los despachos de los legisladores no están diseñados para personas discapacitadas. Ni hablar de las salas de comisiones.

Gabriela Michetti (n. el 28 de mayo de 1965 en Laprida, provincia de Buenos Aires) es una política y licenciada en relaciones internacionales argentina. Fue vicejefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hasta el 20 de abril de 2009, cuando renunció para presentarse como candidata a diputada nacional en las elecciones legislativas del 28 de junio.

Se recibió de Licenciada en Relaciones Internacionales en la Universidad del Salvador en 1988. Entre 1989 y 2001 se desempeñó como agente estatal en la Provincia de Buenos Aires hasta 1991 y en el ámbito del Ministerio de Economía de la Nación, desde entonces.

Comenzó su vida política en las filas de la Democracia Cristiana, siguiendo a Carlos Auyero como militante de la agrupación Humanismo y Liberación.

En 2003 se integró al Partido Compromiso para el Cambio, dirigido por Mauricio Macri, y ese mismo año fue elegida legisladora de la Ciudad de Buenos Aires, con mandato hasta 2007. En ejercicio de ese cargo, en 2006, se destacó por su desempeño en la Comisión Investigadora del incendio de República Cromañón donde murieron 194 personas y que concluyó con el juicio político y la remoción del entonces Jefe de Gobierno de la ciudad, Aníbal Ibarra.

En 2007 fue elegida Vicejefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acompañando a Mauricio Macri. Los analistas políticos han destacado la fuerte influencia de Michetti entre los simpatizantes de la fórmula.

Gabriela Michetti se autodefine como voluntariosa, amante de la cocina y comprometida con “los que menos tienen”. La candidata a diputada de la Nación de PRO tuvo un accidente automovilístico hace 12 años que le provocó una lesión medular irreversible y, desde entonces, se moviliza en silla de ruedas.

Esa discapacidad no le impidió seguir siendo madre, trabajar y construir una carrera política que la ha convertido en la co-protagonista del PRO, junto a Mauricio Macri.

Pero ella descubrirá que su futuro como diputada de la Nación resultará un desafío considerable: la infraestructura del Congreso no está preparada para recibir a una persona minusválida.

Una complicación similar encontrará Jorge Triaca (h), otro candidato a diputado nacional del PRO que, para desplazarse, debe utilizar silla de ruedas.

En el edificio Anexo de Diputados hay una única rampa pero que da a la calle Rivadavia sobre acceso al público general. Dicha puerta casi siempre está cerrada por la cantidad de marchas que se suscitan frente al parlamento.

Sobre la calle Riobamba, que es por donde ingresan los legisladores, no hay acceso para una silla de ruedas. Ni hablar del ingreso en forma directa al estacionamiento de la Cámara de Diputados. Allí Michetti deberá armarse de paciencia para esperar a algunos de los 3 ascensores (cuando funcionan) para que la traslade al piso y despacho que se le asigne a partir del 10 de diciembre, una vez que logre su banca, claro.

Puede que le concedan un despacho en el edificio del Palacio, que en general son más amplios. Los ‘mini’ despachos (¿por qué el Proceso de Reorganización Nacional habrá sido tan obtuvo en el diseño de ese inmueble? ¿Una demostración de su desprecio por todo lo legislativo, que incluía a su CAL o Comisión de Asesoramiento Legislativo?) incluyen un ‘mini’ baño personal que nunca aceptarán el ingreso de una persona en silla de ruedas.

(Vale la pena recordar, más allá de Michetti, que el edificio Anexo donde funcionan las comisiones parlamentarias, se encuentra desarmado. No hay prácticamente baños. Los cielorrasos están desmontados. Hay murciélagos, ratas y cucarachas. Ni hablar de los cables de electricidad colgando por todos lados).

Por el edificio del Palacio, donde se encuentra el recinto legislativo, tampoco está preparado para una persona con capacidades diferentes.

Si bien el ingreso a los diputados está ubicado sobre la planta baja de la Avenida Rivadavia, el ascensor privado que debería utilizar Michetti tampoco está diseñado para una silla de ruedas: es demasiado pequeño. Para llegar al 1er. piso, desde donde se ingresa al recinto, deberá utilizar el ascensor común para todo el personal, que funciona de vez en cuando.

Pero hay más sorpresas. Si Michetti logra sortear todos esos inconvenientes (que seguramente lo logrará porque ella es una persona de gran empuje), se encontrará que el recinto de la Cámara de Diputados tampoco está preparado para recibir a una persona discapacitada.

El hemiciclo se encuentra construido en forma escalonada y las 257 bancas pegadas una al lado de la otra hace imposible el ingreso en silla de ruedas.

Habría que adaptar alguna de las bancas superiores, que es por donde se ingresa, ya que más abajo requiere descender una escalera.

“La vida se hace difícil andando en silla de ruedas”, dijo en más de una oportunidad la ex vicejefa del Gobierno porteño.