La fascista Cristina Fernandez ama la Ley Antiterrorista inventada por George Bush

Home / La fascista Cristina Fernandez ama la Ley Antiterrorista inventada por George Bush

La Ley Antiterrorista inventada por George Bush tras el auto-atentado norteamericano a las Torres Gemelas será implementada en la Argentina para violar la Constitución Nacional en un marco de entrega de la soberanía (traición a la Patria), mafia, negociados con corporaciones, bancos y el narcotráfico. En el siguiente video evidencia sobre la falsedad del atentado terrorista del 11 de septiembre del 2001 en EE.UU.

 

 

 

En su momento Bush mató varios pájaros de un tiro. Invadió territorio extranjero provocando masacres de civiles inocentes y niños, cooptó el petroleo y lo dejó en manos de corporaciones norteamericanas (una operación finalizada exitosamente por el títere Obama), estableció normas de vigilancia y control absoluto sobre los ciudadanos antes libres de Estados Unidos e impuso leyes para encarcelar a cualquiera, sin pruebas que determinen un delito y sin limites de penalización.

Nos encontramos ante una feroz ofensiva imperialista por parte de Inglaterra y su país lacayo, Estados Unidos, que invadió Afganistán, Irak, Libia, y Siria, bajo el falso argumento de luchar contra el terrorismo.

En la Argentina, este atropello a los Derechos Humanos tiene como cómplice a la Presidente Cristina Fernandez de Kirchner, obvia discipula y empleada de Bush, Rockefeller y los Rothschild.

En un contexto internacional, la Ley agudizó la disputa entre los distintos países imperialistas por el control del mundo y de sus recursos naturales (petróleo, gas, agua dulce, etc). Pero además, cambió la vida de los ciudadanos comunes en cada nación sometiéndolos a la vigilancia y control extremo, haciéndolos perder sus derechos constitucionales. Los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, son utilizados por los Estados Unidos al servicio de sus ambiciones imperiales, las cuales se esconden bajo el discurso anti-terrorista y su lucha contra el terrorismo en pos de la libertad. Estados Unidos es el principal terrorista del mundo, invade países, asesina a miles de personas (sólo en Irak han muerto desde la invasión estadounidenses 650.000 personas), utiliza sistemática y rutinariamente la tortura, desconoce los derechos humanos más básicos de la población, cuenta con prisiones más allá de la ley (ej. Guantánamo), destruyó toda idea de privacidad aún para los propios norteamericanos e intenta controlar todos los flujos de información (mediante la Ley SOPA), realiza rutinarias detenciones sin causa por tiempo indeterminado, deportación por el sólo hecho de «sospechar» el gobierno de algún contacto con organizaciones “terroristas”, etc., y protege a la mafia de la industria farmacéutica, la mafia biotecnológica alimenticia (Monsanto), y al narcotráfico de la CIA, avanzando en una dimensión inédita en el control de la sociedad que apunta a un gobierno totalitario global. Valiéndose de todo su poder e influencia, los bancos sobornaron presidentes y funcionarios para la creación de tratados y leyes “antiterroristas” en todo el mundo.

En otras palabras, y como el terrorismo no existe, salvo por el Al-Qaeda que es la CIA, Bush logró que transformar una nación democrática en un Estado Policial donde pueden culpar a cualquiera por cualquier cosa sin rendir explicaciones.

La fascista Cristina Fernandez quien se benefició con votos «anti imperialistas» procederá ahora a utilizar el terrorismo de Estado inventado por George Bush para llevar a cabo las maniobras que considere necesarias para terminar de entregar la Argentina a los bancos y corporaciones controlados por judío-británicos, como la familia Rothschild.

Mientras tanto se encargará de silenciar a la prensa disidente.

No obstante muchos se preguntan como hará (Cristina) funcionar esta Ley sin policía y sin ejercito. Por lo cual se recomienda a los ciudadanos argentinos permanecer armados para defender a sus familias ante cualquier violación a los Derechos Humanos impulsada por autoridades locales obedientes a la traición a la Patria perpetrada por el gobierno nacional y el partido fascista K.

También se recomienda no vacunar a los niños ni seguir el calendario oficial.

Entre otros puntos, la ley facultará al gobierno para realizar interrogatorios secretos y utilizar recursos que abren la puerta a la tortura. El texto concede a Cristina Fernandez, la posibilidad de ejecutar actos fascistas en todos los ámbitos sociales. La norma permite juzgar a los sospechosos de terrorismo pero no exige que sean defendidos por un abogado. La ley, nació en base a la falsa “guerra contra el terrorismo” iniciada en EE.UU. para saquear paises extranjeros, controlar la prensa y a los empresarios.

Lamentablemente, Argentina fue completamente vendida al Grupo Bilderberg por los Kirchner.