La Trochita Parte 2

Home / La Trochita Parte 2

Durante el descenso se pueden divisar la estancia Fítalancao, el embarcadero del mismo nombre, y el Río Ñorquinco.

En este segundo tramo el tren transita entre 600 y 850 mts. de altura, pero el paisaje se hace mas espectacular por la cercanía de la cordillera cuyas montañas suelen estar coronadas de nieve.

Durante todo el trayecto, lo más notorio es la ausencia de árboles, se divisan algunos en las orillas de cursos de agua y en las estaciones o paradores.

La vegetación esta representada por pasturas semiduras, Coirón, Neneo y Charcao típicos de la estepa patagónica. En el trayecto se ven ovejas casi permanentemente, que es la producción básica de la zona.

De Leleque a Nahuel Pan son muy frecuentes las manadas de guanacos y los ñandúes que suelen estar cerca o sobre las vías emprendiendo la carrera al aproximarse el tren.

La llegada a Esquel, Terminal del recorrido, se realiza transitando a cierta altura las laderas rocosas del valle del Arroyo Esquel, permitiendo disfrutar de una vista panorámica de la ciudad y sus alrededores mientras se arriba a la estación, que conserva en su estilo las características típicas de aquellos tiempos en que fuera creada.

Dentro de sus instalaciones cuenta con una Mesa Giratoria que permite que un sólo hombre pueda girar la máquina de 45000kg. para ser maniobrada e introducida en el Taller donde se la guarda, revisa o prepara para su posterior puesta en marcha; es en el taller y en la oficina de la estación, donde se exponen distintas piezas a manera de museo que junto con la muestra fotográfica de todo el recorrido de “La Trochita” están a disposición de aquellos que quieran visitarlas.

Un poco de Historia:

A principios de siglo surge en el país un ambicioso proyecto de fomento de los territorios nacionales a través del tendido de ferrocarriles destinados a consolidar poblaciones y facilitar el traslado de sus producciones.

Esto da origen en 1909 a la ley 5599 que autoriza al Poder Ejecutivo Nacional a estudiar, construir y explotar la línea férrea desde Puerto San Antonio hasta el Lago Nahuel Huapi, y los ramales que considere convenientes.

Se realizan varios estudios, iniciándose las obras en el año 1922.

Las mismas se paralizan en 1929, con 40 km de rieles y línea telegráfica instalados y 16 km de tercer riel colocado entre la estación de Ingeniero Jacobacci y empalme Km 648, donde el ramal se separa de la trocha ancha que continúa hacia Bariloche.

En 1933 se reanudan los trabajos llegando en sucesivas etapas a Ñorquinco y El Maitén.

Por fin, el 25 de Mayo de 1945, como regalo de Fiesta Patria, llega a la dudad de Esquel el viaje inaugural del Ferrocarril Patagónico trayendo a los pobladores augurios de progreso con sus banderas al viento y su silbato alborotado.

Se inicia así una importantísima etapa en la vida del trencito, convirtiéndose en el indispensable abastecedor de todo cuanto requiere la zona para vivir y desarrollarse, siendo el elemento esencial para la salida de los productos de la región.

Ganado en pie, producción lanera de las estancias, madera proveniente de la cordillera, frutas, dulces, etc, todo es transportado por el tren que es, además el único medio de comunicación para quienes viven en los alejados parajes que atraviesa.

El paso de los años trae otros medios de transporte que progresan y evolucionan a la vez que hacen obsoleto y deficiente el material rodante ferroviario.

La política ferroviaria de estancamiento que vive todo el país no escapa al trochita, que ve mermar su carga paulatinamente, a medida que el servicio desmejora por atrasos inevitables debidos a la vejez de sus elementos, mientras el transporte automotor evoluciona rápidamente disputándole las cargas, llegando en los últimos años a suplantarlo totalmente.

Esto en el marco de la política privatizadora del actual Gobierno Nacional, genero una serie de rumores sobre el cierre del ramal, que culminaron en diciembre de 1993 con la cesantía de todo el personal, decretando de tal modo su cierre definitivo.

Antes que el cierre se concretara, las Provincias de Chubut y Río Negro habían iniciado gestiones tendientes a tomar a su cargo los tramos ubicados en cada uno de sus territorios.

Con gran esfuerzo económico, Chubut en febrero y Río Negro en mayo, reactivan el ramal con miras a aprovechar la enorme importancia turística que adquirió en los últimos años El Viejo Expreso Patagónico.

Tabla Cronologica:

1906: El Ministro Ramos Mexía elabora un proyecto de fomento de los territorios nacionales basado en el desarrollo de línesa férreas que consoliden las poblaciones y producciones de la región.

1909: Inspirado en el proyecto de Ramos Mexía, se promulga la ley 5599 que autoriza al Poder Ejecutivo a estudiar, construir y explotar el Ferrocarril desde Puerto San Antonio al Lago Nahuel Huapi y cualquier ramal de dicha línea que considere conveniente.

1910 – 1912: Se realizan los primeros estudios que serán de suma importancia para establecer el trazado final.

1922: Se concreta la compra de las locomotoras y material rodante. En abril la administración de Ferrocarriles del Estado designa una comisión para efectuar el estudio de un ramal de 0.75cm. de trocha. Por decreto del Poder Ejecutivo el 7 de octubre se inician las obras.

1923: En abril se designa la segunda comisión que ajusta el trazado en base a nuevos estudios.

1929: Se paralizan las obras habiéndose colocado 16 Km. de tercer riel entre Ing. .Jacobacci y empalme 648, habiéndose realizado los movimientos de tierra, tendido de rieles y telégrafos de 40km.

1931 – 1932: Las crecientes de estos años destruyeron parte del terraplén y obras de arte provisorias (puentes, alcantarillas). Esto sirvió de experiencia para el trazado y construcción futuros.

1933: Nuevos estudios indican la conveniencia de acercar el trazado a los valles cordilleranos mas productivos. La ley 11735 asigna nuevos fondos reiniciándose los trabajos.

1936: La ley 1.2299 asigna una nueva partida para el ramal a Esquel.

1937: Se ejecutan los estudios definitivos del último tramo del trazado.

1939: La ley 12576 asigna nuevos fondos al ramal. Para esta fecha los trabajos estaban avanzados hasta Ñorquinco.

1941: Las vías del trazado llegan a El Maitén, localidad chubutense, iniciándose así la entrada a esta provincia, donde se encuentran los talleres principales del ramal.

1942: Se asigna otra partida de dinero, por ley Nº 12815 del 23 de octubre.

1943: El decreto Nº 13494/43 asigna un nuevo aporte con el cual se culmina la obra.

1945: El 25 de Mayo se habilita el tramo El Maitén- Esquel quedando inaugurado el ramal en su totalidad.

 

Puente de 150 mts. Sobre el Río Chico

Puente de 150 mts. Sobre el Río Chico – El Maitén – LaTrochita o Viejo Expreso Patagonico

El Pichal Km. 372

El Pichal Km. 372. – LaTrochita o Viejo Expreso Patagonico

Tren de pasajeros entrando en el Túnel de Cerro Mesa

Tren de pasajeros entrando en el Túnel de Cerro Mesa – El Maitén – LaTrochita o Viejo Expreso Patagonico

Tren llegando a la terminal de Esquel

La Trochita llegando a la terminal de Esquel – El Maiten – LaTrochita o Viejo Expreso Patagonico

Inicio de la trocha súper económica, tercer riel

Inicio de la trocha súper económica, tercer riel

Llegada a Esquel en invierno. Tren mixto de pasajeros y carga. Atrás el Cerro 21

Llegada a Esquel en invierno. Tren mixto de pasajeros y carga. Atrás el Cerro 21

Llegada a Esquel del Primer Tren Provincial del Chubut.

Llegada a Esquel del Primer Tren Provincial del Chubut.

Nota aparecida en el New York Times News Service en 1.992, escrita por Nathaniel Nash y titulada “Por la suerte del Patagonia Express”:

“La verdad es que el ferrocarril no es llamado el Viejo Expreso de la Patagonia, el título fue inventado por Theroux y puesto en su libro. Dista mucho de ser un expreso, resoplando a lo largo de las vías arrojando enormes bocanadas de humo negro, haciendo no solamente sus 14 paradas oficiales, sino muchas más cuando encuentra pasajeros a medio camino. Los argentinos lo llaman La Trochita. En cada viaje, la gente local ocupa totalmente las bancas flojas de madera y bebe yerba mate, la bebida caliente argentina, y se congrega alrededor de la pequeña estufa de leña que hay en el medio de cada carro y se sacude en su viaje de 14 horas hasta Esquel. La única esperanza que queda es que los inversionistas sean convencidos de que La Trochita tiene un valor histórico y turístico. Como me dijo un Intendente, este es uno de los viajes más singulares del mundo en uno de los lugares más singulares del planeta. La gente siempre se siente impresionada por la Patagonia.”

“Los mochileros que viajaban en verano a la Patagonia, la prensa, el cine, la televisión e incluso la literatura internacional, la habían hecho trascender. Y cuando el cierre del ramal era inminente, se alzaron voces desde todos lados que no la dejaron morir en el momento en que todo parecía perdido.” (www.latrochita.org.ar)